Retiro de yoga y crecimiento interior 13 al 15 de mayo

Un retiro para abrirse y disfrutar de ti mism@, de otras personas, de la vida y de la paz

BLOG

Jordis Prunés

Saludo a la luna

El Saludo a la Luna (Chandranamaskar, en Sánscrito) de Yoga Dinámico, es una base excelente para cualquier estilo de Hatha Yoga que se practique, para cualquier forma de Yoga realizada a través de movimientos corporales. Yoga Dinámico no se refiere a que los movimientos sean más dinámicos, sino a una dinámica interna. No es un estilo de Hatha Yoga, sino una metodología creada por Godfrey Devereux, que puede adaptarse a cualquier estilo, como he mencionado antes. 

 Una de sus particularidades, enormemente interesantes por todo lo que aportan, es que insiste ya desde el principio en Prânâyâma. Pero no como ejercicios de respiración, que también se hacen, ni tampoco en el control de la respiración, sino en todo lo contrario. Justamente insiste en la liberación de la respiración todo el tiempo, mientras se hacen todas las posturas enlazadas (Karana) del Saludo a la Luna y en cualquier cosa que se haga o se deje de hacer en todo momento. De hecho, el Saludo a la Luna es la base para aprender a hacerlo y a disfrutarlo, junto con el desarrollo de los siete principios que se utilizan, que son: alargar, ensanchar, enraizar, suavizar, con el mínimo esfuerzo muscular necesario posible, sensiblemente y honestamente.  

Dejar la respiración libre, no es nada fácil, aunque pueda parecerlo. Pero es muy gratificante, revelador y beneficioso ir aprendiéndolo. Es necesario darse cuenta primero, que cuando se toma conciencia de la respiración y también cuando se han de coordinar movimientos al ritmo de ella, hay una tendencia muy marcada a dirigirla, tirando de la inhalación y empujando la exhalación. Sea para hacerla más rápida y corta o más lenta y larga. A menudo se dirige de forma inconsciente, por eso es tan importante desarrollar una atención permanente tranquila y relajada, que además es imprescindible para una práctica óptima en todos los aspectos y fundamental para tener una vida sana y plena. 

Es necesario tomar conciencia de que se está dirigiendo la respiración para ir empezando a dejar de hacerlo. No hay que pretender respirar, sino que es dejar que el cuerpo lo haga como quiera, libremente, de forma tan natural como sea posible. Esto solo se consigue, como todo, con la práctica. Cuanto más aprendes a relajar el núcleo de tu cuerpo, tu respiración se va haciendo más libre y natural.

Si te detienes a pensar por un momento, te darás cuenta de que el cuerpo respira solo, no hay que esforzarse por respirar. Respiramos todo el tiempo sin percibirlo, lo que ocurre es que a menudo bloqueamos la respiración inconscientemente, por no estar en el presente, por desconexión, por las preocupaciones y/o por las emociones que no gestionamos bien.

Es muy beneficioso tomar conciencia de la respiración, pero simplemente eso. Aunque cuando la restringimos, después, en algún momento, tenemos que tomar algunas respiraciones más profundas para oxigenar, desbloquear y soltar. A medida vamos respirando consciente en la clase, no necesitamos respirar tanto o tantas veces de manera profunda. Vamos aprendiendo a dejar que el cuerpo tome el aire que necesite en cada momento sin interferir o haciéndolo lo menos posible. En Yoga Dinámico se dice que así se unifica el cuerpo y la mente. Aunque ese tema lo dejaré para más adelante ya que merece un artículo aparte. 

Buena práctica, buena vida.

Recuerda que tienes DESPERTAR, tu Centro de Yoga en Palma, para clases presenciales u online. Tu Centro de Descubrimiento y Desarrollo Interior.

Namasté

¡Hola!

Si quieres pertenecer a mi lista de difusión, para recibir contenido de calidad gratuito que publico todos los lunes por WhatsApp, dale click al botón de abajo para confirmarme y decirme tu nombre y apellido. ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola, Si necesitas ayuda puedes escribir
Hola
Aqui estoy si quieres saber algo